FIBRAS PARA PREVENIR Y EVITAR LA FISURACIÓN DEL HORMIGÓN

fibras-hormigon

Durante el proceso de fraguado y endurecimiento el hormigón sufre retracciones por la propia contracción del cemento, que disminuye de volumen, y por la evaporación del agua que no participa en el fraguado. Estas retracciones provocan microfisuraciones que afectarán negativamente a la durabilidad del hormigón.

Para evitar o prevenir estas fisuraciones se puede actuar en varias direcciones:

  • Cuidando la dosificación del hormigón y reduciendo la cantidad de agua de amasado. Un buen diseño de la mezcla, con las proporciones y granulometría adecuadas, es fundamental.
  • Hormigonando con condiciones ambientales adecuadas. Las temperaturas altas y fuertes vientos contribuyen a aumentar las microfisuras.
  • Incorporando fibras de polipropileno POLIFIB o FIBRAS DE VIDRIO HP 67/36.

Las FIBRAS DE VIDRIO HP 67/36, además, refuerzan mecánicamente al hormigón, se pueden usar como refuerzo secundario y, en aplicaciones específicas, como refuerzo principal.

Tanto las POLIFIB como las FIBRAS DE VIDRIO HP 67/36 se dispersan uniformemente por toda la masa del hormigón sin segregación. Son resistentes a los álcalis, a pH bajos como los que hay en el hormigón.

 Metalfib ondulada y Metalfib Grapa son fibras de acero bajo en carbono especialmente diseñadas para reforzar hormigones y morteros frente a solicitaciones por flexotracción, tracción e impactos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

CATEGORÍAS DE PRODUCTO